Andy21.com

TwitterFacebookGoogle PlusYoutube
Aquí su publicidad

Contactar

Abortar con Cytotec (píldora abortiva)

Aqui su publicidad
ABORTAR => [Abortar con Cytotec] [Abortar en España] [Respuestas] [Ley del Aborto] [El Feto]


Antes de tomar Cytotec, es bueno que sepa que no es posible usar este remedio en casa para fines abortivos, por lo menos no como una técnica correcta y sin consecuencias graves para su salud.

El Cytotec fue desarrollado con otro nombre hace casi 20 años, no para problemas estomacales ni para provocar abortos, sino para producir contracciones en el útero cuando era necesario adelantar el parto, o expulsar un feto ya muerto dentro del útero de una embarazada. Después de 10 años, la droga aún no ha pasado su etapa experimental; pero con la descubierta de sus cualidades, en su principio activo, en el tratamiento de úlceras; dejó de ser investigado principalmente para producir contracciones en el útero, para adelantar el parto, y pasó a ser comercializado para tratar úlceras. Poco a poco, algunas personas tuvieron conocimiento de su efecto abortivo, inclusive porque el fabricante escribió en las advertencias que, era contraindicado para mujeres embarazadas porque, podría producir un aborto. El remedio pasó poco a poco a ser comprado, sin orientación médica, no sólo para el tratamiento de úlceras, sino para provocar un aborto aunque el laboratorio no recomendara su uso en embarazadas.

CytotecEl Cytotec funciona solamente provocando contracciones para entrar en trabajo de parto y la consecuente expulsión del feto, en cualquier etapa de la gestación. No actúa, por lo tanto, sobre el propio feto, apenas provoca su expulsión. El feto no muere por ser agredido, pero si tiene menos de seis meses al ser expulsado muere asfixiado. Aunque el feto tiene sus pulmones formados a partir del primer mes de gestación, antes de los seis meses fuera del útero puede inhalar aire, pero el oxigeno no consigue pasar de los alvéolos a la sangre. El feto muere al aire libre por asfixia como le ocurriría a una persona que fuera asfixiada.

Es importante, entender lo que pasa en la embarazada cuando toma el remedio, que tenga en mente que el remedio nunca fue desarrollado y probado para provocar el aborto. Esta es la razón por la cual comprendemos se den resultados tan diversos e irregulares en varias embarazadas quienes lo han tomado. En el caso típico, algunas horas después de ser ingerido, la mujer entra en trabajo de parto y expulsa el feto, pero después de eso las contracciones se vuelven difícil de controlar. Los dolores abdominales son intensos, mucho más fuertes que cuando sucede un aborto natural; y la mujer puede sangrar tanto y con tal cantidad, que está casi siempre obligada a ir luego a un hospital. En algunas mujeres su ingestión no provoca ningún efecto, ni siquiera la expulsión del feto, en otras sólo provoca la expulsión del feto. En la mayoría de los casos, sin embargo, la expulsión del feto es seguida de hemorragias que aumentan violentamente con el paso del tiempo.

No hay asesoría médica para las personas que quieren tomar el Cytotec, y tampoco hay soporte técnico para los médicos -aunque el médico necesite tal asistencia- por parte del fabricante y de quienes lo desarrollan. Lo que existe es la ayuda que prestan los hospitales cuando auxilian a sus pacientes. A pesar de ello, el aborto fue provocado y fue consumado y la hemorragia se vuelve incontrolable; esto si los hospitales ayudan por causa de la hemorragia y no por causa del aborto.

La mayoría de las muertes causadas por el uso de Cytotec no son por hemorragias o por septicemia. La mayoría de las muertes ocurren semanas o meses después y no se debe propiamente al uso del Cytotec, pero si al uso casero del Cytotec que, independientemente de lo que se piense del aborto en sí, jamás debería ser utilizado sin supervisión médica. Hay algunos casos donde se usa el Cytotec para expulsar un feto muerto en los hospitales. La manera y los cuidados en que el mismo debe ser suministrado son muy diferentes al modo como podría ser usado en casa. Sería una falta de responsabilidad médica, simplemente inimaginable, recetarlo; aunque las personas digan que es totalmente inofensivo si se trata de expulsar un feto vivo, esto significa provocar un aborto. El uso doméstico del Cytotec es muy traumático, pero en la mayoría de los casos no causa una muerte inmediata que esté directamente relacionada al mal uso del medicamento. La mayoría de las muertes suceden por los efectos que le siguen mucho tiempo después, como cuando una persona es atropellada y tiene fractura de huesos, meses después de haberse dado de alta, acaba muriendo de complicaciones causadas indirectamente, pero que están realmente relacionadas con las fracturas anteriores. Este tipo de accidente es más común con el Cytotec de lo que se acostumbra a divulgar, y es bien conocido por los médicos legistas.

Hoy en día no es posible saber de donde viene y quien lo fabrica, por más que el vendedor de garantías. El vendedor, en realidad, no tiene tales garantías, ni las puede tener, debido a que el propio fabricante es desconocido para el vendedor, para el intermediario y hasta para las autoridades de la Salud.

Nunca se sabe, por lo tanto, lo que se está comprando cuando se adquiere el Cytotec. Puede que sea una droga igual al antiguo Cytotec, puede ser una mezcla del Cytotec con otras cosas, puede ser también cualquier otra cosa, y hasta puede ser algún invento de alguna fábrica clandestina, técnicamente competente o no, que jura tener un remedio semejante pero que es capaz de ser producido más fácilmente. Es vendido, por lo tanto, siempre como Cytotec, por causa de la fama que el remedio original conquistó.

Tanto por la dificultad de saber lo que se está tomando, así como por la falta total de asistencia médica en el acto, como por las hemorragias imprevisibles que son norma cuando se toma el verdadero Cytotec; así como las innumerables y ni siquiera fácilmente controlables consecuencias posteriores, cuando la paciente ya no se encuentra bajo una directa supervisión médica, que se acostumbra seguir inmediatamente después de su uso; este método de aborto, se dice en leguaje popular, una desgracia. Técnicamente es una solución altamente deficiente y extremadamente imprudente. Aunque se esté a favor del aborto y se tenga una formación médica correcta, desde el punto de vista estrictamente técnico, no se puede recomendar como abortivo ni en un primer o tercer mundo. Para tener una idea, aunque sea usado para provocar contracciones de parto en fetos ya muertos que no se consigan expulsar; en el caso que el medicamento sea mejor estudiado y la consulta médica establecida, nunca debe ser realizado en casa.

En Estados Unidos, al contrario, el uso del Cytotec para inducción del trabajo de parto es prohibido hasta para los médicos. En los Estados Unidos el aborto es legalmente permitido, por lo que no debería tener problema el aconsejar Cytotec como medio de provocar un aborto si ese fuera recomendado técnicamente de realizarse. Tanto el gobierno como la empresa misma que lo fabrica saldrían ganando con eso. El gobierno, porque la técnica de aborto con el Cytotec es más fácil y rápida de ejecutar, y el fabricante porque vendería más su producto. Pero tanto la FDA (Food and Drug Administration), el organismo que controla la venta y el uso de los remedios en los Estados Unidos, así como el propio fabricante de Cytotec, el Laboratorio Searle, no aconsejan el uso del Cytotec para provocar el trabajo de parto y/o para el aborto, porque lo consideran peligroso.